A rebolos: dous

En una gota de mar
se baña la sal de tu pensamiento,
yo la he visto
y estaba durmiendo
justo cuando un sentimiento
disfrazado de calamar
con frenético paso tranquilo
te hacía un juramento
y dejaba tu alma en vilo

Quizás fuese la marea,
que luchaba en espuma con la arena,
que al ver tu sueño tranquilo
sintió de tu vida pena
y se presentó serena
blandiendo espadas
de algas pardas
para apartar de tu lado
al sentimiento marino

O quizá, simplemente,
fuese la sal,
la sal de tu pensamiento,
que al verse sentimiento
pensó que iba a ser mar.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: